La autopsia a la profesora de Marbella revela que su muerte no tuvo relación con la vacuna

Los especialistas han determinado que la mujer tenía una predisposición a sufrir un accidente cerebrovascular.

La autopsia clínica realizada a la profesora de Marbella que falleció por una hemorragia cerebral dos semanas después de recibir la primera dosis de AstraZeneca apunta a que la vacuna no está relacionada con la muerte. Los especialistas han determinado que la mujer tenía una predisposición a sufrir un accidente cerebrovascular, según informa La Opinión de Málaga.

La profesora, de 43 años y madre de dos hijos, podría haber sufrido un aneurisma, lo que habría desencadenado la hemorragia masiva que le causó la muerte. En los estudios preliminares no se ha detectado indicios de trombo en el cuerpo de la víctima, aunque habrá que esperar a los resultados de los diferentes estudios microscópicos que se están realizando a partir de las muestras tomadas, añade la información.

Por su parte el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha expresado este viernes su convencimiento en que «recuperemos el ritmo de vacunación en estos 14 días tras levantarse la suspensión que pesaba sobre los lotes de AstraZeneca por la aparición de varios casos de tromboembolismos» y ha rechazado sentir «ningún temor ante la garantía que nos da la Agencia Europea del Medicamento».

In this article