Investigan la muerte de un bebé de ocho meses después de que pudiera haber consumido drogas

Una vez en el hospital, «colapsó» y a pesar de los intentos de reanimación finalmente perdió la vida.

Un juzgado investiga la muerte de un bebé de ocho meses cuya causa probable es la ingesta de algún tipo de droga tras lo que acudió a un centro hospitalario de Valladolid donde se intentó su reanimación pero no se pudo hacer nada por salvar su vida.

El suceso se produjo este lunes, cuando el pequeño, de ocho meses, llegó en compañía de sus familiares al Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid con síntomas de intoxicación. Una vez allí «colapsó» y a pesar de los intentos de reanimación por parte del personal sanitario finalmente perdió la vida en torno a las 19.30 horas, según publica Diario SUR .

Los propios padres del menor informaron ya en el hospital de que minutos antes se encontraban de paseo, al parecer, por el Campo Grande cuando detectaron que el menor estaba «muy excitado» y decidieron acudir de inmediato al Río Hortega sin llamar o esperar a una ambulancia.

Tras el fallecimiento del bebé -que no presentaba signos de violencia- y dadas las circunstancias, se tomaron muestras toxicológicas para su análisis y tratar de determinar la sustancia que pudo haber ingerido, probablemente algún tipo de opiáceo, aunque los resultados tardarán unos días.

El caso se puso en manos de un juzgado de la ciudad, que esperará los resultados de los análisis practicados para ver el contexto en el que se produjeron los hechos para tomar las medidas pertinentes si se observara algún tipo de actuación negligente por parte de los progenitores.

La investigación la lleva a cabo la Policía Nacional, que ya ha procedido a tomar declaración a familiares del pequeño –vecinos del barrio de La Farola, en la capital vallisoletana– y al personal sanitario que le atendió a la espera de que la investigación pueda continuar en base a los resultados de las pruebas, fuentes cercanas al caso.

In this article