La Guardia Civil frustra un robo “muy violento” en el depósito de vehículos de Barrio Chino de Melilla

Tres personas han sido detenidas y puestas a disposición judicial como supuestos autores de robo en grado de tentativa, cometido con violencia y resultado de lesiones.

La Guardia Civil detuvo en la madrugada del pasado sábado a tres personas cuando intentaban robar en el depósito de vehículos situado junto al paso fronterizo de Barrio Chino de Melilla. En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil relataba que sobre las 04:40 horas de la madrugada del pasado sábado, recibieron una llamada en el Centro Operativo de Servicios de esta Comandancia, alertando de que varias personas habían accedido al interior de un depósito de vehículos ubicado cerca del paso fronterizo del Barrio Chino y estaban intentando apoderarse de vehículos allí estacionados.

Explican que desde la propia Comandancia que “la advertencia de la llamada fue providencial y permitió que se estableciese cerco policial desplazando varias patrullas al lugar, muy abrupto, con poca iluminación y gran extensión, a la vez que desde el Centro de Control, se controlaban los accesos los movimientos de personas con las cámaras de visión nocturna”.

Al llegar al lugar las patrullas de seguridad ciudadana desplazadas, frustraron el robo que acaban de perpretar en el interior del depósito, cuando sus autores se disponían ya a acceder a la carretera de circunvalación con dos vehículos todo terreno que transportaban sobre remolques una moto acuática y un quad, tipo “bugui”, de cuatro ruedas, huyendo a la carrera por distintos sitios, amparados en la oscuridad reinante.

La Comandancia detalla que con la ayuda de las cámaras térmicas se pudo seguir su huida, lográndose la interceptación, a la carrera y escondidos entre los arbustos e interior de una chabola, a tres de los integrantes del grupo organizado, procediéndose a su detención.

Plan preconcebido y violencia utilizada

Los componentes del grupo, saltaron la valla que circunda el depósito de vehículos y conocedores del lugar, se dirigieron hacia algunos de ellos que ya tenían “marcados”, provistos de “una batería auxiliar para poder arrancarlos”, momento en el que fueron sorprendidos por el guarda, que intentó evitar el robo y al negarse a colaborar con ellos, lo amenazaron con un cuchillo, golpearon, amenazaron, maniataron y amordazaron para que no gritase o pidiese ayuda, explican.

La rápida actuación y presencia de la Guardia Civil impidió que consumasen el delito y permitió liberar al guarda, que se encontraba en estado de excitación, muy asustado y presentaba heridas leves, producto de los golpes recibidos. Su estado es bueno en el momento de emitir esta nota de prensa, informan.

Los vehículos de los que habían conseguido apoderarse el grupo, cuatro, suelen ser utilizados para otros fines delictivos, tanto por tierra como por el mar, en concreto la moto acuática para tráfico de personas o drogas.

El quad es otro vehículo muy demandado por su versatilidad y rapidez por pistas no asfaltadas próximas a la frontera, donde se dan con frecuencia “volteos de droga”, lanzada a través del vallado.

Y los vehículos todo terreno, eran necesarios para arrastrar por su potencia con remolques los otros dos y al igual que los anteriores son muy demandados por su potencia, capacidad y cilindrada.

Detenidos

Los tres detenidos son varones, de nacionalidad española, naturales y residentes en la Ciudad uno de ellos menor de edad, que ha pasado a disposición del Fiscal de Menores, a los que se les imputan supuestos delitos de robo en grado de tentativa cometido con violencia, en cuadrilla.

In this article