Golpe policial a un entramado que distribuía contenidos audiovisuales de pago a más de 2.000.000 de clientes

Los servidores de la red se han desconectado y los suscriptores se han quedado sin servicio

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con EUROPOL y EUROJUST, han desmantelado un entramado especializado en la distribución ilegal de contenidos audiovisuales –mediante el sistema IPTV y listas M3U, que daba servicio a más de 2.000.000 de usuarios de todo el mundo. Los arrestados obtenían de manera legal la señal de numerosas plataformas y canales de televisión, señal que era después redirigida a su propia estructura de servidores, alojada en varios países de Europa, desde donde era posteriormente redistribuida a sus suscriptores.

Los contenidos ilícitos eran ofertados al público a través de un atractivo entorno web a unos precios mucho más competitivos que los existentes en el mercado lícito. El servicio, además, se ofertaba a los denominados reseller o revendedores para, aprovechando la infraestructura técnica de la organización, crear su propia marca y servicio ilegal a modo de franquicia.

Alrededor de mil páginas web, localizadas por todo el mundo y dependientes del servicio original, ofrecían acceso a algo más de 40.000 canales televisión, series y plataformas en su conjunto, habiendo generado unos beneficios de al menos 15.000.000 de euros, sin contar con los ingresos que de manera autónoma pueden haber obtenido cada uno de los reseller. Asimismo, se han desconectado los 50 servidores que conformaban la red de que disponía la organización, habiendo dejado por tanto sin servicio a los suscriptores.

In this article