Galicia obligará a dar sus datos a los viajeros procedentes de zonas con focos de coronavirus

El presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este jueves que todos los viajeros que lleguen a Galicia desde zonas en las que exista una «incidencia epidemiológica alta» deberán notificar «con carácter obligatorio» sus datos de contacto, según informa 20 minutos.

Los viajeros tendrán un plazo de 24 horas para aportar esta información, de la que podrán dar cuenta a través de un formulario electrónico en una página web habilitada para tal fin o bien mediante una llamada telefónica.

En su reunión de este jueves, el Ejecutivo autonómico ha dado luz verde a un decreto en este sentido, en el que se indica que «todos los viajeros que lleguen a Galicia procedentes de otras comunidades autónomas u otras naciones» en las que haya focos de covid-19, deberán notificar el lugar en el que se alojarán y el tiempo que prevén estar.

«Lo pedimos con carácter obligatorio», ha remarcado el mandatario autonómico, que explicó en su comparecencia ante los medios que esta petición se extiende tanto a visitantes de otros puntos, «que son bien recibidos», como a gallegos «que lleven catorce días en otros lugares».

El Servicio Gallego de Salud colgará la próxima semana los lugares que se consideran de alta incidencia. El listado se actualizará, previsiblemente, de forma quincenal. Los alojamientos turísticos y las compañías de transporte -aéreas, marítimas o terrestres- deberán informar de este requisito.

El objetivo, ha explicado el presidente de la Xunta, es facilitar un «diagnóstico precoz» de forma que si existiesen síntomas se podría realizar una PCR y, si fuese necesario, aislar a la persona infectada.

Con este mecanismo lo que se pretende, ha explicitado Núñez Feijóo, es «dar seguridad al visitante» y también a los residentes en Galicia, ya que un brote en la comunidad podría acarrear consecuencias negativas en los ámbitos sanitario y económico.

En aras de evitar nuevos contagios, el Gobierno gallego también ha acordado aprobar una “recomendación” orientada a limitar a 25 personas las reuniones sociales y familiares en los núcleos privados.

Con todo, el presidente de la Xunta se ha mostrado partidario de continuar permitiendo la apertura de los locales de ocio nocturno siempre que se cumplan las medidas dictadas desde la Xunta.

En el caso de que los propietarios de los locales o clientes no sigan las directrices fijadas por el Gobierno autonómico respecto a ratios o al uso de las medidas de protección, «esos locales se cierran».

In this article