Finge sufrir anmesia para encubrir una estafa en Bélgica

Un catalán de 66 años protagonizó una extraña peripecia en Bélgica hace unos días al presentarse en una comisaría fingiendo no saber quién era, ser acusado poco después de estafa por una mujer y descubrirse al final que existía contra él una orden de detención europea de las autoridades españolas.

El Periódico informa de que los hechos se produjeron el pasado lunes 22 de junio, cuando el hombre, nacido en Barcelona en 1954, se presentó voluntariamente en la comisaría de Lasne (Bélgica), un acomodado municipio francófono situado a unos 30 kilómetros de Bruselas, fingiendo sufrir amnesia. «Dijo no acordarse de su nombre ni de dónde vivía», explica la portavoz de la Fiscalía del Brabante valón, que se ocupa del caso.

El hombre fue trasladado a continuación a un hospital para ser sometido a pruebas y determinar si sufría de amnesia y al día siguiente la Fiscalía pidió la difusión de un aviso a testigos con su imagen, para recabar algún tipo de información que permitiera identificarlo.

En paralelo a estos hechos, una mujer empadronada en Lasne presentó poco después una denuncia de fraude en la misma comisaría donde se había personado el sospechoso, alegando que un hombre le había robado 130.000 euros para una supuesta inversión.

La descripción facilitada por la víctima de la presunta estafa encajaba con la del individuo de identidad desconocida. Indagando en el caso, la Policía descubrió que el hombre estaba siendo buscado por las autoridades judiciales españolas, como sospechoso de estafa, según la portavoz de la Fiscalía.

Averiguado este punto, un juez de instrucción belga emitió dos órdenes de arresto contra la persona: una por presunta estafa contra una ciudadana belga y otra en el marco de la ejecución de una orden europea emitida por la Justicia española.

El hombre fue puesto bajo orden de arresto y encarcelado, explicó la portavoz de la Fiscalía. La persona sospechosa «no sufre de amnesia», según se ha podido constatar en los exámenes médicos, indicó la portavoz.

Sobre el procedimiento que se inicia ahora, según la Fiscalía, el asunto pasará a finales de julio a la Cámara del Consejo de la región, tribunal de primera instancia. «Las autoridades españolas desean que el sospechoso sea extraditado pero antes debemos llevar a cabo nuestra investigación sobre los hechos cometidos en Bélgica y verificar si no hay otras víctimas», dijo la portavoz.

In this article