Finaliza la segunda reconstrucción de los hechos del caso Chavero tras más de seis horas

El detenido, de 28 años, ha sido conducido por la Guardia Civil a los juzgados de Zafra, donde pasará a disposición judicial.

La segunda reconstrucción de los hechos del caso Manuela Chavero en la casa del autor confeso de su muerte, en Monesterio (Badajoz), desaparecida desde julio de 2016, ha finalizado a las seis de la tarde de este domingo y ha durado unas cinco horas y media. El detenido, de 28 años, ha sido conducido por la Guardia Civil a los juzgados de Zafra, donde pasará a disposición judicial.

La primera reconstrucción de los hechos en su domicilio, una vivienda unifamiliar situada en el número 29 de la calle Cerezo de Monesterio, muy próxima a la de Chavero, se ha desarrollado durante más de seis horas, narra 20 Minutos.

El joven, que vestía pantalón corto y camiseta y que llevaba la cabeza descubierta, fue recibido a su llegada, a las 00:00 horas, con gritos de «asesino, asesino» por algunos de los curiosos que estaban detrás del cordón policial.

Tras esta reconstrucción ha regresado a las 06:50 horas a las dependencias de la Guardia Civil de Zafra, ya con la cabeza cubierta por una capucha.

A las 11:30 horas ha sido conducido nuevamente a su domicilio, de donde los agentes se llevaron esta madrugada un Land Rover Discovery. La primera reconstrucción de los hechos se ha llevado a cabo en el horario en el que pudieron ocurrir lo hechos.

Manuela, de 42 años en el momento de su desaparición, estuvo en la noche del 4 de julio con una amiga, la última persona que la vio, y después regresó a su casa.

Nada estaba forzado; sobre su cama estaban los pantalones que había llevado el día anterior, la luz del salón y de la cocina estaban encendidas, al igual que la televisión, y su cartera y su teléfono móvil estaban allí, con una última conexión a las 01:55 horas del 5 de julio.

Tras su detención el jueves, la Guardia Civil encontró el viernes unos restos óseos en la finca de Monesterio donde se buscaba el cuerpo de Chavero, que fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Badajoz para su identificación.

La investigación ha sido llevada a cabo por la Sección de Homicidios, Secuestros y Extorsiones de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil junto a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Badajoz. El caso lo lleva el Juzgado de Instrucción número 1 de Zafra, que decretó el secreto de las actuaciones.

In this article