Estafan a decenas de españoles por invertir en criptomonedas en la plataforma Grandefex

La CNMV ha advertido de que esta empresa es un chiringuito financiero que no tiene autorización para ofrecer servicios de inversión

Decenas de personas en toda España han sido víctimas de una presunta estafa a manos de Grandefex, una plataforma que realiza inversiones con criptomonedas como el Bitcoin y también con petróleo, y que estaría realizando extorsiones a sus clientes cuando éstos piden retirar el dinero de su cartera.

La forma de proceder es la habitual: les bloquean la cuenta y les acosan con llamadas para que pongan más capital si quieren recuperar los fondos. Detrás de este modus operandi hay esta empresa con sede en la isla caribeña de Dominica, que es un paraíso fiscal. También tiene oficinas en Inglaterra y una dirección en el Moll de la Fusta de Barcelona.

La propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya advirtió el pasado 1 de junio que Grandefex y otras nueve firmas eran chiringuitos financieros ya que ofrecen servicios de inversión de forma fraudulenta, sin el correspondiente registro y autorización para ello.

Sin embargo, el problema llega cuando los usuarios quieren recuperar su dinero. Según informa la Cadena Ser, una afectada de Barcelona ya ha denunciado ante los Mossos a Grandefex, tras invertir 11.000 euros. «A todo el mundo le ha pasado lo mismo, ganas una burrada y cuando dices que ya es suficiente, que no piensas poner más dinero pues cortan la comunicación, desaparecen o te dan largas». La empresa no sólo no procede a devolver el dinero, sino que los fondos de inversión caen en picado y pueden pasar de los 35.000 euros a los 3.000, como en el caso de la afectada de Barcelona. Incluso te piden pagar impuestos en otros países para recuperar el dinero y cargan sumas a la cuenta corriente del usuario en lugar de restar el dinero del fondo.

La mayoría de los estafados había invertido en esta empresa tras ver un anuncio por internet. De hecho, varios famosos televisivos como Jordi Évole, Pablo Motos o Risto Mejide han sido utilizados para hacer publicidad engañosa sobre este producto y ellos mismos lo han denunciado en las redes. Évole incluso se ha querellado en los tribunales.

 

In this article