España se suma al reconocimiento facial: controlará multitudes en fiestas y festivales

Esta tecnología acumula escándalos relacionados por la privacidad de los datos y sesgos raciales.

El reconocimiento facial en los últimos meses acumula más derrotas que victorias. Sus fallos en varios sistemas, sus sesgos raciales o la privacidad de los datos ha puesto en entredicho la eficacia de estos sistemas.

Al margen se sitúa China, paraíso de esta tecnología, y Estados Unidos donde radican las principales herramientas que dan vida al reconocimiento facial. Ahora, la fiebre por estos sistemas llega a España, según publica SUR.

Este último mes, Mercadona ha sido una de las primeras compañías nacionales en usar el reconocimiento facial para «vigilar» algunos de sus supermercados. Sistema que ha despertado varias dudas en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) que ha iniciado una investigación para comprobar su legalidad.

Sin embargo, ahora es el turno de las administraciones públicas. La Guardia Civil ha llegado a un acuerdo de contratación precomercial de servicios I+D en materia de seguridad con el Ministerio del Interior y el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial.

Según el Boletín Oficial del Estado (BOE), el instituto armado busca «usar un sistema de reconocimiento de personas (por ejemplo, sistema de reconocimiento facial) para ayudar al control de acceso en la entrada al evento».

Un evento al que la propia Guardia Civil pone nombre, el Viña Rock de Villarrobledo (Albacete). Este es uno de los festivales por excelencia de cada primavera en España. El año pasado acogió a 240.000 asistentes, una cifra récord en el evento.

«Su propósito es proporcionar a los agentes que controlan los accesos al evento alertas para detener a personas con asuntos pendientes con la justicia», detalla el BOE.

Dudas sobre la tecnología
En junio, IBM, una de las compañías con uno de los sistemas más avanzados, anunció el abandono del proyecto por las «preocupaciones de privacidad y discriminación racial».

Según un estudio realizado por el MIT Media Lab, el reconocimiento facial es más preciso para los hombres blancos y tiene muchos más fallos para las personas de piel más oscura, especialmente las mujeres.

In this article