España roza ya el ‘riesgo bajo’ por Covid

La incidencia acumulada ha bajado hasta los 50,96 puntos este jueves al reducirse dos puntos más en las últimas 24 horas.

La pandemia sigue evolucionando más que positivamente en España, que ya es uno de los países de Europa con menor nivel de incidencia de la Covid-19. Esa incidencia acumulada ha bajado hasta los 50,96 puntos este jueves al reducirse dos puntos más en las últimas 24 horas. Además, Sanidad ha notificado 2.303 casos nuevos y 57 muertes más el último día.

Como recoge 20 Minutos, en cuanto a las comunidades autónomas, solo Galicia y Asturias se mantienen en el escenario de nueva normalidad mientras que Melilla es la única cuya incidencia sigue por encima de los 100 casos, aunque va a menos en todas las autonomías.

En cuanto a los fallecidos por Covid-19, se han notificado 57 más, de los cuales 126 se han registrado en la última semana. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 86.678 personas.

Actualmente, hay 2.235 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España y 611 en una UCI, si bien en las últimas 24 horas se han producido 178 ingresos y 239 altas. La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 1,83 por ciento y en las UCI en el 6,67 por ciento.

Además, más de 6,5 millones de ciudadanos mayores de 70 años componen el colectivo que comenzará a recibir la tercera dosis, la de recuerdo, de la vacuna contra la covid-19 -del tipo ARN-mensajero- a partir de finales de octubre, en un plan de vacunación que en algunas comunidades coincidirá con el de la gripe.

Después de que la Comisión de Salud Pública decidiera este martes aprobar la administración de un antídoto extra cuando hayan pasado seis meses de completar la vacunación, las comunidades han comenzado a perfilar sus planes y, mientras algunas quieren que coincida con la campaña de la gripe, otras aún valoran la fórmula que adoptarán.

Hasta el momento, la tercera dosis se ha venido inoculando en España como «dosis adicional» a mayores en residencias (un censo compuesto por algo más de 320.000 residentes) y a pacientes inmunodeprimidos (como trasplantados o enfermos de cáncer).

Se ha hecho porque requieren un pinchazo extra para alcanzar un nivel de inmunidad y protección que sea plenamente efectivo y similar al del resto de la población. En el caso de las personas mayores de 70 años, Sanidad argumenta que la decisión es necesaria ante la evidencia científica de que la edad es el principal factor de riesgo al contraer covid-19.

In this article