En libertad sin medidas cautelares las dos menores arrestadas por insultos racistas en el Metro de Madrid

Las dos menores detenidas por cometer presuntamente una agresión racista en el Metro de Madrid el pasado miércoles han quedado en libertad sin medidas cautelares, según han informado fuentes de la Fiscalía de Madrid este lunes.

Los hechos tuvieron lugar el pasado miércoles 9 de septiembre en la línea 4 del Metro de Madrid, cuando tres chicas, dos de 15 años y una de 16, presuntamente insultaron y escupieron a una pareja de origen latinoamericano.

En el vídeo se ve como, por causas que se desconocen, empiezan a insultar, vejan y escupen a dos personas dentro del vagón, a quienes llaman «panchitos de mierda».

Delito de odio

Un pasajero grabó la agresión en un vídeo en el que se ve a las arrestadas escupiendo a la pareja y lanzándole insultos como: «Panchito de mierda. Eres un producto de un condón roto, en la selva no tienen condones».

Agentes de la Brigada Móvil de la Policía Nacional identificaron a las tres menores y detuvieron a dos de ellas, como supuestas responsables de un delito de odio, y fueron puestas a disposición de la Fiscalía de Menores.

La Fiscalía abrió diligencias por este suceso y, tras tomar declaración a las detenidas, ha dejado en libertad a las dos jóvenes, sin medidas cautelares. El avance de la investigación determinará si hay algún delito y de qué tipo, según estas mismas fuentes.

La reacción de Ayuso: «No es una cuestión racista»

Según el Código Penal, un delito de odio castiga a quienes públicamente fomenten o promuevan el odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias.

Sobre este hecho, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, considera que esta agresión a una pareja de origen latinoamericano no es «una cuestión racista» y la ha achacado a «descomposición familiar, drogas y otras adicciones como a las nuevas tecnologías».

Ayuso se ha referido así, en su discurso en la primera sesión del debate sobre el estado de la región, a los hechos ocurridos: «Aunque al principio parecía una cuestión racista, en el fondo no lo es (…) El trasfondo de esa escena lleva algo más: ¿qué les pasa a esas chicas?», ha cuestionado Ayuso, quien ha aludido a las adicciones que «son caldo de cultivo de violencia y marginación a edades muy tempranas». Y ha añadido: «Solo con el combate contra las viejas y las nuevas drogas y la mejora del sistema educativo y de las posibilidades de empleo, superaremos estos males».

In this article