El volcán de La Palma amenaza nuevas zonas y la isla registra nuevos terremotos

Los municipios de Fuencaliente y Mazo registran 33 seísmos en las primeras nueve horas de este lunes.

El derrumbe parcial de la estructura del cono del volcán de La Palma parece haber unido las bocas eruptivas, lo ha provocado un mayor caudal de salida de lava, que afecta ya unas 400 hectáreas y la anchura máxima de la colada en determinados puntos es de casi un kilómetro, según informa 20 Minutos. Desde este domingo por la noche se incrementó «notablemente» la actividad efusiva, con la emisión de lava fluida, indicó el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán). Tanto es así que la fajana, la península que está formando la colada, alcanza ya los 33 kilómetros.

Se observa un mayor caudal de salida de lava y el volcán eyecta desde la noche del domingo coladas nuevas que los científicos vigilan de cerca. De momento la colada «sigue saliendo por la misma posición», pero podría desviarse y afectar a más zonas, ha explicado el sismólogo del Instituto Geográfico Nacional, Itahiza Domínguez.

Tras dos semanas en erupción, la lava ha afectado ya a más de 400 hectáreas y ha dejado 946 construcciones destruidas (además de otras 128 posiblemente afectadas) y 28,3 kilómetros de carreteras inutilizadas. El delta marino que ha formado en su caída al mar ocupa una superficie de casi 29,7 hectáreas.

In this article