El precio máximo de la bombona sube este martes hasta los 13,96 euros

Es la tercera subida consecutiva y alcanza su máximo nivel desde enero de 2019.

El precio máximo de la bombona de butano de 12,5 kilogramos se incrementará un 4,96% a partir de este martes, hasta los 13,96 euros, sumando así su tercera subida consecutiva y tocando su nivel más alto desde enero de 2019, según publica el diario Málaga Hoy.

Esta subida en esta nueva revisión se debe, principalmente, al aumento de la cotización internacional de la materia prima (+17,02%), indicaron fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

La revisión bimestral del precio se calcula en función del coste de la materia prima (propano y butano) en los mercados internacionales, así como del coste de los fletes (transporte) y la evolución del tipo de cambio euro-dólar. Por otra parte, dicha revisión del precio, al alza o a la baja, está limitada al 5%, acumulándose el exceso o defecto de precio para su aplicación en posteriores revisiones.

De hecho, de no existir ese límite de precios sin impuestos de una subida o bajada del 5%, la bombona se habría encarecido en esta ocasión un 5,97%, señalaron las mismas fuentes.

Esta subida se suma a las dos registradas de casi también el 5% en noviembre y enero, respectivamente, que tuvieron lugar después de las bajadas que se produjeron en los meses anteriores, tras suspenderse las revisiones bimensuales que resultaran en subidas del precio, de acuerdo a la decisión del Gobierno de no aplicar estos incrementos para mitigar el impacto económico del COVID-19.

De esta manera, desde el pasado mes de septiembre, el precio máximo de la bombona de butano se ha encarecido un 15,6%. Los 13,96 euros vigentes desde este martes son el precio más elevado desde enero de 2019, cuando se situó en 14,58 euros.

Revisión bimestral

El precio máximo de venta de la bombona de butano se revisa bimestralmente el tercer martes de los meses impares. Este nuevo precio de la bombona de butano estará vigente durante dos meses, hasta el tercer martes del próximo mes de mayo, cuando se examinará de nuevo.

El gas licuado de petróleo (GLP) envasado es una mezcla de hidrocarburos, principalmente compuesta de butano, que sirve como alternativa al gas natural para su consumo energético en envases a presión, especialmente en poblaciones o núcleos urbanos sin conexión a la red de gas natural.

Actualmente se consumen 68 millones de envases de GLP de distintas capacidades, de los cuales 53 millones se encuentran sujetos al precio máximo regulado (el 78%). Se trata de un combustible en retroceso, ya que desde 2009 a 2018 el consumo total de GLP envasado ha descendido un 20%.

In this article