El perfil de los okupas: anarquistas, mafias y ‘niños de familias bien’

Los expertos detectan un cambio: hace unos años eran personas vulnerables socialmente, hoy hay muchos procedentes de familias adineradas.

El perfil de las personas que realizan ocupaciones ilegales de viviendas ha variado en los últimos años y abarca desde mafias organizadas, jóvenes de ultraizquierda y otros procedentes de ‘familias adineradas’.

Hace años, según coinciden los expertos, el perfil del okupa coincidía con una persona vulnerable socialmente. Sin embargo, ahora «muchos son personas sin necesidades sociales que aparecen en los juzgados para declarar con móviles de última generación».

Así lo aseguró el juez de primera instancia de Barcelona Fernando Valdivia en una ponencia online organizada por el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI) de Barcelona y la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Catalunya (AIC) a finales de julio. «Hay pocos okupas con estado de necesidad. Para muchos es una forma de vivir y luego llevan un iPhone de última generación».

En su opinión, los okupas abarcan desde «filoanarquistas, violentos hasta ocupantes que son niños de ‘familias bien’».

Manel Roger, director de Noucastor, denunció que «hay okupas que son auténticos profesionales»: en ocasiones ocupan edificios casi enteros, después ‘alquilan’ esos pisos a otros ‘okupas’ que pagan alquiler.

Ramón Riera, propietario en Eurofincas, asegura que los okupas cuentan con el respaldo logístico de «mafias que proporcionan contratos falsos, llaves y apoyo de organizaciones que dicen qué tienes que hacer para okupar una vivienda».

 

In this article