El juez deja en libertad a los dos policías de Linares acusados de agredir a un hombre y a su hija de 14 años

El auto justifica la libertad de los acusados asegurando que no hay «un riesgo de fuga que justifique la prisión».

La Sección Segunda Audiencia Provincial de Jaén ha dejado en libertad provisional a los dos policías nacionales detenidos en Linares (Jaén) acusados de agredir, cuando estaban fuera de servicio, a un hombre y a su hija de 14 años en la terraza de un bar.

Los dos policías deberán comparecer en el Juzgado de Guardia de la localidad donde fijen su residencia los días 1 y 15 de cada mes, y cada vez que sean requeridos para ello.

Además, les prohíbe que se comuniquen con la víctima de la agresión, C. M. A. por cualquier medio, y que se aproximen al mismo a una distancia inferior a 200 metros.

La defensa de los dos policías presentó un recurso de apelación contra el auto del 13 de febrero del Juzgado de Instrucción 3 de Linares por el que se acordaba el ingreso en prisión provisional de ambos policías por delito de lesiones agravadas.

La defensa de los investigados solicitó su libertad provisional, petición a la que se ha opuesto el Ministerio Fiscal y la acusación particular.

El auto justifica la libertad de los acusados asegurando que en este caso ni la gravedad de los hechos imputados, ni las circunstancias personales «permiten considerar la existencia de un riesgo de fuga que justifique la adopción de la medida de prisión».

Añade que «tampoco cabe hablar de la ocultación, alteración o destrucción» de las pruebas, ya que «existen multitud de grabaciones de los hechos aportadas a la causa, los testigos ya han declarado en instrucción y la mera condición de funcionarios policiales no es causa suficiente para hacer presumir que los investigados influirán» en los testigos o alterarán otras pruebas.

Según el auto, «la medida de prisión provisional no puede ser utilizada como pena anticipada, ni como respuesta a una situación de alarma social como la generada en el caso de autos en donde se produjo incluso un asedio a la sede judicial por una multitud de personas».

Los hechos por los que los dos policías se encontraban en la cárcel tuvieron lugar la tarde del 12 de febrero en la terraza de un bar de Linares cuando tras una primera riña entre la víctima, su cuñado y los dos policías fuera de servicio, estos agredieron al hombre y a su hija de 14 años mientras eran grabados por varios testigos que difundieron los vídeos a través de las redes sociales.

A los dos policías se les retiró la placa y el arma el mismo día de la agresión y la Dirección General de la Policía les abrió un expediente disciplinario para determinar las sanciones correspondientes antes de su ingreso en prisión, al día siguiente, tras prestar declaración ante el juez.

In this article