El Govern estudia cerrar el ocio nocturno en toda Cataluña

El ocio nocturno se ha convertido en uno de los principales focos de preocupación por la propagación de la Covid-19. Buena parte de los últimos brotes detectados tienen su origen en la noche, dado que en muchos casos no se respeta la distancia de seguridad ni se usan mascarillas.

Según informa 20 minutos, este miércoles el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado que se está estudiando la posibilidad de cerrar el ocio nocturno en toda Cataluña. «Tenemos un problema con las prevenciones de Covid en los jóvenes«, ha dicho Torra, y ha situado como prioridad la protección de las personas más vulnerables.

A día de hoy, la medida de clausurar los locales de ocio nocturno ya se ha aplicado en Barcelona, municipios del área metropolitana y en la comarca del Segrià (Lleida). Ahora, el Govern se plantea extenderlo a toda Cataluña.

El Departamento de Salud vigila de cerca el las salidas nocturnas de los jóvenes. Tanto es así, que el nuevo secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ha informado de que están estudiando medidas para evitar reuniones nocturnas en la calle.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, ha argumentado que «la socialización» debe ser «diferente» y que no se piensa tanto en “limitar”, sino más bien recomendar que las reuniones sociales no sean tan multitudinarias y que “quizás tampoco lo tenemos que hacer en altas horas de la noche”. Ha remarcado que no es ninguna «ley seca», sino que «quizás en determinadas horas se puede beber en casa».

«Al confinamiento domiciliario no tenemos que volver. No digo que no volvamos, pero nosotros como sociedad tenemos que intentar no volver«, ha defendido el secretario de Salud Pública, que ha advertido que las PCR no son la solución «mágica», sino que la vacuna ahora mismo es la mascarilla, la distancia y la higiene de manos. De todas formas, ha subrayado que en Cataluña ya hay la capacidad tecnológica para hacer 30.000 PCR al día, pero ha explicado que esto se irá aplicando a lo largo del tiempo.

Joaquim Boadas, secretario general de Fecasarm -patronal de ocio nocturno en Cataluña-, considera que el cierre de los locales es “una medida totalmente contraproducente”. Boadas asegura que, si se cierra el ocio nocturno regulado, incrementarán los botellones y fiestas privadas donde «no habrá mascarilla ni distancia de seguridad”. Asegura que allí existe un mayor peligro de contagios que en el ocio regulado, el cual “tiene unos protocolos y unas medidas sanitarias”.

No obstante, es sabido que no todos los locales de ocio nocturno cumplen con la normativa. En Cataluña -y otras partes del Estado- se han detectado varios casos de discotecas con las pistas de baile abarrotadas, sin distancia de seguridad ni uso de mascarillas por parte de los clientes. Ante estos casos, Boadas insiste en que “no se puede generalizar ni criminalizar a todo el sector” y considera que “hay que perseguir a los que no cumplen las normas”, en lugar de clausurar todos los establecimientos.

Boadas reprocha que el Govern haya cambiado tantas veces de opinión con respecto al ocio nocturno en la desescalada: “Se pasó de golpe y porrazo a la nueva normalidad con las pistas de baile, luego se quitaron, luego se prohíben los locales en Barcelona, ahora se quieren prohibir en todos los sitios… Van dando trompicones y el sector necesita previsión”, y más teniendo en cuenta que «la contratación de artistas, trabajadores, proveedores, e incluso de la potencia eléctrica de las salas no es algo de un día para otro”, ha explicado en declaraciones a 20 Minutos.

La patronal teme que las restricciones pueden derivar en una profunda crisis en el sector del ocio nocturno: “Hay miles de empleos que cuelgan en este sector. Estamos en temporada alta, si no se factura ahora ya no se facturará. Los locales estarán abocados a la quiebra y aquí no va a sobrevivir nadie”, advierte Boadas.

In this article