El Gobierno prorrogará la prohibición de desahuciar a familias vulnerables hasta el 31 de enero

Es la misma fecha para la que patronal y sindicatos negocian la prórroga de los ERTE.

El Consejo de Ministros aprobará este martes la prórroga de tres de las medidas aprobadas por el Gobierno en lo más duro de la pandemia, según informa 20 minutos: la prohibición de los desahucios de las familias vulnerables o especialmente afectadas por la crisis del coronavirus, la extensión automática de los contratos de alquiler que expiren para evitar subidas abusivas y las ayudas a los alquileres en el caso de que el arrendatario sea una empresa o un propietario de más de diez viviendas.

Fuentes del Ejecutivo explican que se sigue negociando la prórroga de otras medidas aprobadas a finales de marzo que también vencen durante esta semana, como la moratoria hipotecaria y la prohibición de que se corten los suministros básicos. Las tres medidas cuya extensión ya está decidida ampliarán su vigencia hasta el próximo 31 de enero, la misma fecha para la que patronal y sindicatos negocian la prórroga de los ERTE.

De esta forma, las personas que paguen un alquiler o una renta y estén desempleadas, hayan sufrido un ERTE, hayan reducido su jornada para cuidar de personas dependientes o tengan una pérdida sustancial de ingresos a causa de la crisis sanitaria podrán seguir solicitando la paralización de su desahucio. En el caso de las familias, los requisitos para solicitar la suspensión del desalojo pasan por haber sido despedido del trabajo y que el conjunto de ingresos de la unidad familiar no supere los 1.613 euros mensuales. Esta cantidad se incrementa en 53,7 euros por menor o jubilado a cargo. Y, en caso de que en la familia haya algún miembro con una discapacidad superior al 33%, un dependiente o alguien con la incapacidad laboral reconocida, el umbral será de 2.151 euros mensuales.

In this article