El Gobierno descarta actuar en el brote de Lleida

El Gobierno central no tiene previsto intervenir para atajar el brote de coronavirus en la provincia de Lleida, a pesar de que un juez ha rechazado la decisión de la Generalitat de proceder al confinamiento total de la población de la comarca de Sagrià, como recoge 20 minutos.

En su lugar, el Ministerio de Sanidad ha sugerido al Govern que aplique medidas «alternativas» menos duras que el confinamiento, como la clausura de locales o instituciones municipales o limitaciones de aforos.

Fuentes del Gobierno han insistido este lunes en que en la actual «fase de control» de la pandemia, son las comunidades autónomas las que tienen que tomar la decisiones. El Ministerio de Sanidad está para «ayudar» en lo que precisen, pero no para tomar ninguna decisión que asegura que ahora le corresponde a los gobiernos autonómicos. «Ha habido otras situaciones no tan diferentes, quizá sí en tamaño, vamos a ver qué pasa», han apuntado este lunes fuentes de Sanidad.

En cuanto a la situación en algunas poblaciones del Lleida, la actitud del Gobierno central es la de aplicar medidas menos drásticas que el confinamiento y «esperar y ver» cómo van funcionando. Y recuerdan que esto también se ha hecho ya en otros territorios con focos importantes y ha funcionado.

Las fuentes han señalado que así ha ocurrido en brotes también importantes pero ya controlados, como en A Mariña (Lugo), en Aragón o en Ordizia, en el País Vasco, y como debe ser también en el foco de Lleida, donde un juez ha prohibido el confinamiento total que quería establecer el Govern en la comarca de Sagrià y al que el presidente catalán, Quim Torra, ha respondido este lunes que aprobará un decreto ley de todas formas para establecer esta medida.

Ante estos acontecimientos, fuentes de Sanidad han insistido en que «las comunidades disponen de los instrumentos necesarios» para hacer frente a brotes como el de Lleida. En el «escenario de control» actual, ha recordado que Sanidad «esta para ayudar» y esta misma tarde se revisará con la Generalitat la situación y las medidas que se han puesto en marcha.

Las fuentes no han querido valorar la decisión judicial de prohibir el confinamiento ni la decisión de Torra de decretarlo de todas formas, pero sí han apuntado que el Govern tiene instrumentos «alternativos», más leves al más drástico del confinamiento». Entre ellas, las relacionadas con la apertura de locales donde pueda producirse agrupaciones de personas, cierre de instalaciones municipales o medidas para para limitar aforos. Son, han apuntado las fuentes, medidas que «no tiene una carta legal tan importante» como decretar el confinamiento de toda una población.

In this article