El Gobierno ampliará hasta septiembre la moratoria hipotecaria y la prohibición de cortar la luz, el agua y el gas

No se podrán cortar los suministros básicos al menos hasta el 30 de septiembre y, además, se podrá solicitar una moratoria en el pago de la hipoteca hasta el día 29 de septiembre. Así lo aprobará este martes el Consejo de Ministros, según confirman a 20minutos.es fuentes del Gobierno, que este lunes por la tarde ha terminado de dar las últimas pinceladas de un decreto que supone la ampliación de varias de las principales medidas sociales de emergencia aprobadas al inicio de la crisis del coronavirus. 

Estas dos medidas y algunas otras se aprobaron el pasado 31 de marzo y tenían un carácter temporal -varias dejaban de estar en vigor este mismo julio- que ahora el Gobierno extiende hasta pasado el verano. La moratoria legal de la deuda hipotecaria se podrá solicitar (siempre que se cumplan los requisitos) hasta el 29 de septiembre y tendrá una duración máxima de tres meses, que según fuentes del Ejecutivo se podrá complementar con otra moratoria posterior de nueve meses ofrecida por la banca por la que solo se amortizan intereses, pero no capital.

En el caso de los suministros básicos (luz, agua y gas), la prohibición de hacer cortes a los afectados por una pérdida de ingresos por el coronavirus también se mantendrá durante todo el verano y, al menos, hasta el próximo 30 de septiembre. El descuento en la factura de la electricidad que proporciona el llamado bono social, de hecho, también se extiende hasta esa fecha para los beneficiarios que pudieron adherirse a él por haber visto mermados sus ingresos por el coronavirus.

Asimismo, se extenderá hasta el 30 de septiembre la posibilidad de solicitar una prórroga extraordinaria de los contratos de alquiler durante un periodo de seis meses en las mismas condiciones. Para ello, ni el inquilino ni el casero deben haber comunicado que se termina el contrato en el plazo de cuatro meses antes de la finalización. Los grandes tenedores de vivienda y las empresas públicas también podrán pedir hasta esa fecha un aplazamiento del pago del arrendamiento de sus locales.

De la misma forma, se extiende hasta septiembre la suspensión del pago de los créditos sin garantía hipotecaria, como pueden ser los créditos al consumo, para aquellos prestatarios que no puedan hacerles frente debido a una situación provocada por la pandemia. Durante el periodo de vigencia de la suspensión la entidad acreedora no podrá exigir el pago de la cuota, ni de ninguno de los conceptos que la integran.

In this article