El gasto sanitario de la pandemia alcanza ya los 1.422 millones de euros en Andalucía

La factura de la pandemia sigue creciendo en Andalucía y ya asciende a 1.422,9 millones de euros. Fue el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, quien dio la cifra ayer en la comisión parlamentaria correspondiente en respuesta a una pregunta del PSOE, según informa Málaga Hoy.

La última vez que el dirigente del PP habló de este asunto el montante era de 900 millones euros, a lo que había que sumar otros 900 millones en gasto educativo y social, según las previsiones de la Consejería de Hacienda.

Los datos aportados por Aguirre elevan el coste de la crisis del coronavirus por encima de los 2.300 millones. El Gobierno central, según apuntan fuentes del Ministerio de Hacienda, aportará 2.100 millones del fondo no reembolsable, a lo que hay que sumar algo más de 1.000 millones de dinero europeo que se ha reprogramado para dedicarlo a gasto sanitario. También hay que tener en cuenta los 700 millones del fondo de emergencia creado por la Junta con fondos propios, ya sea de remanentes o procedentes de proyectos de otras consejerías.

El reparto del fondo estatal no reembolsable, que tiene un tramo de 9.000 millones para gasto sanitario, ha sido motivo de confrontación entre la Junta y el Gobierno, ya que la población no es el criterio preponderante en la distribución, sino la afección de la pandemia en cada territorio.

Según Jesús Aguirre, “valorar los costes sanitarios según el número de ingresos y de UCI es totalmente anómalo”, porque desde la Junta lo que se ha intentado es “que no haya ingresos ni UCI” y ha apostado “con un alto coste” por el seguimiento domiciliario y en las residencias desde Atención Primaria.

El titular de Salud defendió que en la gestión económica de la Consejería de esta crisis sanitaria, “hemos trabajado en una doble vertiente”, que pasaba, “por un lado, por tener estimaciones del importe que supondría la lucha contra la pandemia para estar preparados y, por otro lado, en tener controlados los gastos que se han ido devengando”.

“En todo momento ha habido un control exhaustivo y hemos rendido cuentas al Ministerio puntualmente, a pesar de las dificultades que supone definir los gastos generales, en muchos casos porque se están asumiendo gastos para la lucha del Covid-19 de los recursos ordinarios, y en otra parte por la dificultad de hacer previsiones sobre la evolución de un enemigo desconocido”, detalló.

Para cuantificar los gastos, explicó, en la Consejería han tenido en cuenta “los gastos de personal y gastos corrientes ordinarios que se estaban dedicando a la lucha contra la pandemia” y, en segundo lugar, “los gastos extraordinarios que nos iban a producir en el futuro la suspensión de la actividad ordinaria”.

“Estos gastos adicionales o derivados ascienden a 1.062 millones de euros”, apuntó el titular de Salud antes de asegurar que el Ministerio sólo contempla los gastos extraordinarios, no teniendo en cuenta los ordinarios que se han derivado de la lucha contra el Covid, y que nosotros consideramos en nuestras previsiones”.

Según Aguirre, “este criterio favorece a comunidades que, al tener una estructura fija asistencial más deficiente, tuvieron que recurrir al sector privado a través de conciertos”, algo que “en Andalucía no ha sido necesario, porque hemos asumido toda la demanda del Covid dentro del sistema sanitario público”, motivo por el cual la Consejería ha trasladado una “queja formal”, al Ministerio.

In this article