El Ejército acude a Albalate de Cinca para hacer frente a un brote de coronavirus

El pasado lunes se detectó un foco en Albalate de Cinca (Huesca) con la confirmación de dos temporeros contagiados, que se encuentran aislados en los vestuarios del campo de fútbol del municipio.

La situación se ha agravado al confirmarse hasta 29 nuevos casos positivos entre la treintena de inmigrantes que conviven en un asentamiento ilegal, un antiguo almacén utilizado como albergue, según informa 20 minutos.

El Ayuntamiento y la Comarca del Cinca Medio han pedido ayuda para controlar el brote debido a las dimensiones de este. Entre sus solicitudes, han pedido a la Delegación del Gobierno la colaboración del Ejército para el montaje de un campamento y labores de vigilancia.

Finalmente este miércoles por la mañana se ha acordado que el Ejército de Tierra acuda este jueves a Albalate de Cinca para adecuar las infraestructuras en las que se encuentran los temporeros y evitar que se produzcan más contagios.

El Ejército de Tierra realizará esta tarde del miércoles un reconocimiento en el municipio para estudiar la posibilidad de desplegar la instalación de tiendas y un contenedor de ablución donde alojar al grupo de temporeros que han dado positivo por Covid-19 y son asintomáticos.

Según el alcalde del municipio, se habían acondicionado los vestuarios del campo de fútbol para acoger a un máximo de 14 personas, pero dadas las cifras actuales ya no es posible. Entre las posibilidades a tener en cuenta está el montaje de alguna instalación de campaña o el acondicionamiento del pabellón deportivo de Albalate. En este pabellón cabrían 15 camas y 15 literas.

Antes de conocerse los nuevos contagios, los responsables del Ayuntamiento y de la Comarca ya habían pedido al gobierno aragonés ayuda. Concretamente el presidente comarcal, José Ángel Solans, pidió a la administración que contrate vigilancia privada para velar por la cuarentena «día y noche».

Los agentes de la Guardia Civil son los encargados de vigilar tanto los vestuarios como el almacén. Cáritas y Protección Civil están llevando comida y medicinas a los temporeros, confinados por decisión de un juez de Fraga, a instancias de Sanidad.

In this article