El COVID19 aumenta el paro en abril en 282.891 personas, su mayor alza en este mes de la historia

El volumen total de parados alcanzó así al finalizar abril la cifra de 3.831.203 desempleados, la más alta desde mayo de 2016

El número de desempleados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) aumentó en 282.891 personas en el mes de abril respecto al mes anterior. El total de demandantes de empleo alcanza la cifra de 3.831.203 personas. Supone un aumento del 7,97% respecto al mes de marzo.

La subida del desempleo en abril es inferior a la que se registró en marzo, cuando el paro subió en más de 302.000 personas, registrando su mayor ascenso en cualquier mes de toda la serie histórica. Pese a ello, la subida de abril de este año es la más alta registrada nunca en este mes dentro la serie histórica. Supera en más de 243.000 personas el que hasta ahora era el mayor repunte: el de abril de 2009, cuando en plena crisis económica el desempleo subió en casi 40.000 personas.

El número de personas afiliadas a la Seguridad Social en el último día de abril fue de 18.396.362, lo que supone que el sistema registró 49.074 afiliados menos que a día 1. Este dato contrasta con el retroceso de 833.979 afiliados que se produjo durante marzo.

En términos absolutos, la crisis sanitaria de la COVID-19 incide, sobre todo, en el sector Servicios, donde el desempleo se incrementa en 219.128 (8,76%) personas. En la Industria sube en 26.832 (8,92%), en la Construcción se incrementa en 25.055 (7,84%) personas, en la Agricultura en 4.015 (2,52%) y en el colectivo Sin Empleo Anterior aumenta en 7.861 personas (2,95%). En términos relativos, la repercusión en Servicios, Industria y Construcción es similar.

Sigue la destrucción de empleo

Los malos datos de afiliación a la Seguridad Social se suman a los que refleja la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre que arrojó una destrucción de 285.000 empleos con más de medio millón de trabajadores afectados por un ERTE o por una reducción de jornada.

Las perspectivas no son nada halagüeñas. La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, adelantaba el pasado viernes que «los datos del empleo del segundo trimestre serán muy duros” y que el paro terminará el año en torno al 19 %, según la actualización de las previsiones macroeconómicas enviadas a Bruselas por el Gobierno. En 2021, el desempleo se reducirá un poco pero seguirá en el 17,2 %.

La contratación también se está reduciendo a cotas nunca vistas, en marzo se firmaron 1,256 millones de contratos en España, un descenso interanual del 26,5 % o en cifras absolutas casi medio millón menos de acuerdos laborales. El impacto del coronavirus ha dejado la menor cifra de contratación para este mes desde 2014, según los datos del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE).

Información completa en RTVE

In this article