El Banco de España alerta sobre el aumento de la morosidad

El estudio señala que el crédito dudoso para adquisición de vivienda caía aún un 12,7% interanual en junio.

El Banco de España ha constatado ya un alza en los créditos dudosos desde el inicio de la pandemia, con auges que pueden llegar al 23% interanual en el crédito al consumo o al 14,1% intertrimestral en los sectores más afectados por el Covid como la hostelería, restauración y ocio, según informa 20 minutos.

“La terminación de los programas de apoyo podría hacer, si no se introducen nuevas medidas mitigantes, que se produjera una concentración de los impagos en el momento en el que venzan las moratorias en el caso de los hogares, y cuando finalice el plazo de carencia de los avales en el caso de los empresarios individuales y de las sociedades no financieras”, refiere en un artículo analítico publicado este miércoles y que incorporará a su Boletín Económico.

En su estudio apunta que la crisis sanitaria causada por la pandemia de Covid-19 está ocasionando un impacto “fuertemente negativo en la actividad económica”, que “podría traducirse en un deterioro de la situación financiera de empresas y hogares, que merme su capacidad para cumplir con sus obligaciones de pago” con las entidades financieras.

Si bien reconoce que su erosión ha sido mitigada hasta ahora con las líneas de avales del ICO, los aplazamientos, y la flexibilidad contable para realizar provisiones. No en vano, subraya que las ramas más afectadas por la pandemia de Covid-19 vieron aumentar el crédito dudoso en un 2% en tasa de variación intertrimestral, frente a la caída observada para el conjunto de las sociedades no financieras del 0,8%.

En general, los saldos dudosos aún presentan caídas interanuales y el ratio de morosidad está cayendo, pero explica que es porque está creciendo el volumen del crédito concedido ya que los impagos han comenzado a moderar su ritmo de descenso o, incluso, subir en algunos clientes o ramas de negocio.

En los hogares señala que el crédito dudoso para adquisición de vivienda caía aún un 12,7% interanual en junio, pero mucho menos del 17,6% que lo hacía tres meses antes, y subió un 2,6% en la financiación para fines distintos a la adquisición de vivienda y un 23% en el crédito al consumo.

La caída del crédito dudoso “se moderó en todos los sectores institucionales” hasta tasas que en sociedades no financieras y empresarios individuales fue del 15,8%, frente al 7,6% en hogares. Dentro de los negocios, en las ramas de construcción y actividades inmobiliarias se redujo un 29,6%, mientras que en el resto de los sectores de actividad la caída se situó en el 9,9%.

Sin embargo, y gracias al aumento en la concesión de crédito el ratio de morosidad se redujo en junio al 5,6% en sociedades no financieras y empresarios individuales y al 4,3% en hogares, frente al 7,2 % y 4,5 % de un año antes.

In this article