Detenido tras intentar matar con un machete a su casero en Port d’Alcúdia (Mallorca)

La víctima ha tenido que ser operada de urgencias.

La Policía Local y la Guardia Civil han detenido a un magrebí que atacó con un machete a su casero mallorquín tras discutir con él por el alquiler. La víctima ha tenido que ser operada de urgencias, con un gran corte en la cabeza, y el agresor casi pierde un dedo cuando propinó uno de los machetazos, según informa Última Hora.

Los hechos ocurrieron el viernes por la tarde, cuando el 112 fue alertado de una violenta pelea en una casa. Se trata de un domicilio donde alquilan habitaciones y en otras ocasiones ya se han registrado incidentes.

Llegada providencial

Cuando una patrulla de la Policía Local llegó al piso escucharon fuertes gritos y se encontraron, en el suelo, al marroquí atacando con un cuchillo al casero. Ya le había asestado varias puñaladas en la cabeza, pero cuando lo iba a rematar uno de los agentes gritó: «Alto policía, suelte el arma» y el agresor no asestó el golpe fatal. Se alejó de la víctima, pero parece ser que se encontraba bajo los efectos del alcohol o de las drogas y se dirigió, ensangrentado, hacia una zona ajardinada. La escena fue dantesca: el dedo pulgar de la mano izquierda le colgaba y había sangre por todas partes. Acto seguido, se resistió a la detención y tuvo que ser reducido por la fuerza.

El mallorquín, por su parte, estaba desorientado por los golpes y machetazos que había recibido y sangraba de forma abundante por la cabeza, con un corte de más de diez centímetros. El agresor fue detenido y operado de urgencia de su dedo, al igual que la víctima. Los agentes comprobaron que el machete tenía poco filo, lo que salvó la vida al casero.

In this article