Detenidas 12 personas en Andalucía por distribuir picadura de tabaco ilegal entre España y Portugal

La Guardia Civil ya ha intervenido casi 35 toneladas de picadura y más de 26.000 cajetillas de tabaco cuyo valor supera los 600.000 euros.

La Guardia Civil ha detenido en Andalucía a 12 personas por vender y distribuir tabaco ilegal en España y Portugal. A los detenidos se les imputan los delitos de contrabando y pertenencia a organización criminal. La operación Aromas del Bosque ha concluido con desarticulación de este grupo delictivo que operaba en las provincias de Cádiz, Málaga, Sevilla, Córdoba y Granada.

Tras los registros practicados en estas provincias andaluzas, la Guardia Civil ha intervenido 34.800 kilos de tabaco picado y más de 26.000 cajetillas de tabaco,  todo ello de contrabando y valorado en más de 600.000 euros.

La investigación se inició en 2019 a raíz de la incautación de 700 kilos de tabaco picado de contrabando a ciudadanos portugueses en la Sierra de Cádiz. A partir de aquí, guardias civiles de la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) de Cádiz, verifican que la organización investigada tenía ramificaciones en más provincias.

Los investigadores descubren el negocio ilícito en el envío a diferentes localidades de España y Portugal, de tabaco picado y de cajetillas de tabaco de varias marcas comerciales, éstas últimas introducidas de forma ilegal en nuestro país desde Gibraltar.

Pedidos online

Para la realización de los envíos, la organización se valía de diferentes naves industriales que se utilizaban como centros logísticos y de reparto, donde se acumulaba la mercancía. Desde ahí terminaban de preparar las labores del tabaco, dividiéndolo en distintas cantidades para realizar los envíos.

Al mismo tiempo, los contrabandistas captaban clientes a través de anuncios en plataformas online de venta de artículos entre particulares, y realizando los envíos a través de empresas de paquetería.

La capacidad operativa de la organización era tal, que los investigadores le atribuyen a uno de los detenidos en Granada, el envío de casi 15 toneladas de picadura de tabaco a Portugal -16 pedidos- y a distintos lugares de España -22 pedidos- en  sólo en 10 meses.

Por otro lado, en una nave en Sevilla, la Guardia Civil ha encontrado 600 kilos de picadura de tabaco y distintos enseres necesarios para su procesamiento, deteniendo a la persona que estaba a cargo de la misma.

Otro de los contrabandistas ha sido detenido en la Sierra de Cádiz, donde la Guardia Civil ha practicado dos registros en los que ha detectado el envío de nueve toneladas de tabaco ilegal con destino Portugal.

Varias sedes logísticas

En la provincia de Málaga, los investigadores han hallado en otra nave de la organización, 1.550 kilos de picadura de tabaco, básculas, tres grandes picadoras, un elevador y materiales de embalaje de envíos por paquetería. Tras desmantelar esta sede, una persona ha sido detenida en Málaga y  otra en Córdoba.

Además, en esta intervención se incautaron un total de 26.129 cajetillas de cigarrillos de contrabando  procedentes de Gibraltar, con una valoración de 116.274 euros.

En total, en los registros realizados en las naves industriales, los guardias civiles han incautado un total de 34.800 kilos de tabaco picado, cinco máquinas para el picado de tabaco, tres carretillas elevadoras, 20 litros de sustancia aromatizante con la que le daban sabor a las principales marcas de tabaco, una furgoneta que había sido utilizada para diversos transportes de tabaco ya empaquetado, así como diversa documentación.

La operación Aromas del Bosque ha sido tutelada por el titular del Juzgado mixto número 1 de los de Arcos y desarrollada por guardias civiles pertenecientes a la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) de la Guardia Civil de Cádiz, estando apoyados en diferentes momentos de la operación por el Equipo Territorial de Policía Judicial de Arcos de la Fra., ODAIFI Sevilla, ODAIFI Málaga y  la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba.

In this article