Cuidado: si tienes alguno de estos síntomas te podrías estar deshidratando

Hay que tener especial cuidado cuando estos síntomas se presentan en personas mayores o en población infantil.

Durante los meses de verano, es muy importante mantenernos hidratados. La deshidratación es algo que se produce cuando la pérdida de agua es más grande que la que ingieres. Puede ser de tres formas: leve, moderada o grave. Esta última es muy peligrosa, especialmente para la población infantil, o las personas mayores. Por eso te dejamos este artículo de España Diario en el que esplica cuáles son los síntomas para saber si sufres deshidratación.

Pero, ¿cuál es el origen de la deshidratación? Según explica MSD Manuals, «Los vómitos, la diarrea, tomar fármacos que aumentan la excreción de orina (diuréticos), la sudoración profusa (por ejemplo, durante las olas de calor o al practicar ejercicio durante mucho tiempo) y una ingesta de agua pueden dar lugar a deshidratación».

La deshidratación es un problema habitual entre personas mayores, y también entre personas que tienen patologías, como serían «la diabetes mellitus, la diabetes insípida y la enfermedad de Addison». Estas enfermedades pueden hacer que la eliminación de orina sea más alta, algo que desencadena una deshidratación.

Por otra parte, esto también sucede entre bebés y niños pequeños, debido a que, si pierden líquidos por una diarrea o en «un episodio de vómitos», esto puede hacer que pierdan más líquido del que ingieren, en «una proporción mayor respecto a sus líquidos corporales que en el caso de niños mayores y adultos».

Por otra parte, según explica ‘Mayo Clinic’, los síntomas de la deshidratación pueden variar, dependiendo de la edad y de la persona. Uno de los principales síntomas es sentir sed. No obstante, según explica MSD, en casos graves, «la sensación de sed puede verse reducida y la presión arterial puede descender, lo que provoca mareos o desmayos».

Por otra parte, si el color de nuestra orina es amarillo oscuro, esto funcionará como un indicador para que bebamos líquido. Te explicamos cuáles son los síntomas más recurrentes, según ‘Mayo Clinic’.

En menores de edad (menores y niños pequeños)
Boca y lengua secas.
Llanto sin lágrimas.
No mojar los pañales durante tres horas.
Ojos y mejillas hundidos.
Zona blanda en la parte superior de la cabeza hundida.
Irritabilidad.

Síntomas en personas adultas
Sed excesiva.
Micción menos frecuente.
Orina de color oscuro.
Mareos.
Fatiga.
Confusión.
Debes acudir al médico si…
Has tenido diarrea durante 24 horas o más.
Estás irritado, desorientado, o te sientes menos activo que habitualmente.
No retienes líquidos.
Si tienes heces oscuras o presentas sangre en ellas.

Según explica la ‘Clínica las Condes’, el agua es fundamental para que nuestro organismo funcione de manera correcta. Y es que cada célula de nuestro cuerpo necesita agua para funcionar. Durante los meses de calor perdemos más líquidos y, por ello, es más importante ingerir agua.

Además, la clínica también explica que, en caso de adultos, el agua que se debería tomar es de 2 a 3 litros diarios (5 o 6 vasos grandes). En el caso de que se practique deporte, hay que ingerir un ‘extra’ de líquido (sin esperar a que se tenga sed).

Si comes mucha fruta, verduras o sopas, puede que la cantidad de liquido que te aporten sea aproximada a un litro. Aún y así, debes ingerir en agua la cantidad restante que necesitas.

In this article