Cuidado, no hay que descuidar las diferentes vacunas durante esta crisis

Durante los meses de marzo y abril se ha observado un descenso en el número de dosis administradas de las consideradas prioritarias. 

El 23 de marzo de 2020, la Consejería de Salud y Familias de Andalucía publicó la instrucción sobre el Programa de vacunaciones durante el estado de alarma COVID-191, refrendado en BOJA el 2 de abril de 20202. Desde entonces, las priorizaciones en materia de vacunaciones se han centrado en unos grupos de población concretos: lactantes hasta los 15 meses, embarazadas, población de alto riesgo y situaciones de profilaxis posexposición, incluyendo control de brotes.

El cumplimiento de estas indicaciones prioritarias durante las semanas del estado de alarma no ha sido el deseado, observándose una disminución significativa del número de dosis administradas en estos grupos (entre 25 y 60% de descenso, atendiendo a vacunas y grupos de edad), tanto en Andalucía en concreto, como en el resto de España y demás países.

Esta situación comienza a dar como resultado un aumento del riesgo de enfermedades infecciosas prevenibles con vacunas y de potenciales brotes epidémicos. Por ello, y una vez que ha descendido de forma notable el número de casos confirmados de COVID-19 (incidencia acumulada en los últimos 14 días: 3,70 casos/100.000 habitantes en Andalucía)3 y se han iniciado las primeras fases de la transición de la pandemia, la Consejería de Salud y Familias de Andalucía, con el soporte del Ministerio de Sanidad a través de la Comisión de Salud Pública4, recomienda incrementar progresivamente la actividad en materia de vacunaciones, basado en el calendario de vacunaciones 20205, tomando en cuenta los siguientes grados de recomendación a aplicar en función de las necesidades y prestaciones de los centros de vacunación, estableciendo dos grupos de medidas:

 MEDIDAS DURANTE LAS FASES INICIALES DEL DESCONFINAMIENTO:
Durante las primeras fases, se estima prioritaria la realización de todo el esfuerzo necesario por parte de los profesionales y de la población general para recuperar en lo posible las coberturas vacunales antes del 30 de junio 2020. Incluye las siguientes indicaciones:
Continuar todas las vacunaciones consideradas prioritarias y recuperar las dosis pendientes mediante captación activa (listados de vacunas pendientes) y empleando los esquemas de vacunación acelerada en caso necesario.

EDAD INFANTIL

Todas aquellas vacunas que se administran en los lactantes hasta los primeros 15 meses de vida5:
• Las vacunas de los 2, 4 y 11 meses: hexavalente y neumococo (2, 4, 11 meses); meningococo C (4 meses).
• Las vacunas de los 12 meses: triple vírica y meningococo ACWY.
• La vacuna de los 15 meses: varicela.
• Vacunaciones no sistemáticas: otras vacunas, avaladas por recomendaciones de sociedades científicas, se pueden administrar, preferentemente coincidiendo con las vacunaciones oficiales -con objeto de no duplicar citas de estas agendas- y siempre que la carga asistencial de los puntos de vacunación lo permita.

▪ EMBARAZADAS:

Vacunación frente a la tosferina (vacuna Tdpa) desde la semana 27, preferentemente entre las semanas 27 y 28 de gestación5.  La vacuna de la gripe se administrará cuando comience la campaña 2020- 2021, prevista para la segunda quincena de octubre 2020.
▪ OTRAS SITUACIONES:
• Personas de cualquier edad con especial vulnerabilidad y/o riesgo elevado (enfermedades crónicas debilitantes, inmunodeprimidos, etc) y sus convivientes. Los profesionales responsables del paciente valorarán el riesgo-beneficio de acudir al centro sanitario para la vacunación priorizando las medidas de aislamiento físico.
• Personas de cualquier edad, que precisen vacunación por brotes epidémicos y posexposición no demorable. Se actuará con los contactos de forma guiada por las autoridades de Salud Pública.
• Profesionales sanitarios. Restablecer progresivamente el resto de las vacunaciones sistemáticas incluidas en el calendario de vacunación.

In this article