Con cuatro bocas y dos coladas de lava más fluida sigue rugiendo el volcán de La Palma

Casi dos semanas después de que el volcán del parque natural de Cumbre Vieja alterase por completo la vida en La Palma, los vecinos de la isla continúan con el alma en vilo ante el avance imparable de la lava y la actividad incesante de la montaña. Sumidos en la incertidumbre, siguen conteniendo el aliento después de que en la madrugada de este viernes se abrieran dos nuevos centros de emisión en uno de los flancos del cono, que se unen a los dos ya existentes y que han dado lugar a otra colada más, hace recuento 20 Minutos.

Las dos bocas recién formadas, que surgían de manera inesperada a las 2.30 horas de la mañana, están separadas entre ellas unos 15 metros y se encuentran 600 por debajo del cono principal en dirección noroeste. Esta ubicación ha provocado que la nueva colada circula separada unos 450 metros de la primigenia -la que ha conseguido alcanzar el mar-, aunque busca unirse a ella, según el Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA).

El volcán ha dado esta sorpresa a los palmeros en las últimas horas después de haber expulsado ya más de 80 millones de metros cúbicos de lava, que continúa avanzando hacia el océano y que es más fluida que en los primeros compases de la erupción. En la costa, la colada ha formado una plataforma, también conocida como fajana, que cuenta con una superficie de al menos 27,7 hectáreas y que ha ganado medio kilómetro a mar. Estas cifras aumentarán previsiblemente en las próximas horas, al continuar el aporte de magma.

En cuanto a la calidad del aire, si bien la Unidad Militar de Emergencia ha detectado picos de niveles tóxicos, esto se ha producido en zonas puntuales y no reviste peligro para las personas. Así lo ha comunicado también el director del PEVOLCA que ha afirmado que el nivel de gases nocivos está absolutamente «dentro de los límites saludables y respirables» fuera del área de exclusión trazada por las autoridades.

Desde el inicio de la erupción, la lava emitida por el volcán ha cubierto 709 hectáreas, entre las que se incluye el terreno que ha ganado al caer al mar, y ha afectado a más de 1.005 edificaciones, de las que unas 870 han sido destruidas.

El número de evacuados se mantiene sin cambios en 5.700 personas, principalmente de barrios de El Paso y Los llanos de Aridane, de las cuales hay 189 en el hotel de Fuencaliente y el resto en casas de familiares y amigos. En cuanto a los núcleos confinados de Tazacorte tampoco sufren variación, con unos 300 vecinos, aproximadamente.

Sánchez visitará la isla el domingo
El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha continuado este viernes con su visita a La Palma, donde ha acudido a la primera reunión de la Comisión Mixta para la Reconstrucción de La Palma y ha acudido a la Oficina de Atención a los Ciudadanos Afectados por la erupción, que abrirá sus puertas el próximo 4 de octubre.

Durante su viaje, Bolaños ha anunciado que el presidente del país, Pedro Sánchez, regresará a la isla el próximo domingo en una «demostración del compromiso del Ejecutivo con la isla». En este sentido, ha subrayado una vez más que la reconstrucción de la isla es una «prioridad absoluta» para el Gobierno, que «va a ayudar a todos los damnificados».

In this article