Coronavirus y aire acondicionado, lo que debes saber

aire acondicionado

El aumento del uso del aparato genera una preocupación sobre el riesgo de contagio del COVID-19

Desde que, poco a poco, se nos van echando encima los días de calor y aún en un contexto en el que el protagonista es el coronavirus, nos habéis vuelto a preguntar qué pasa con el aire acondicionado y si este supone un aumento del riesgo de contagio, aunque la principal forma de contagio sea a través de las gotículas de saliva.

Por un lado, os preocupa el hecho de que estos aparatos creen corrientes de aire que puedan desplazar el virus. Por otro lado, que en el caso de que estos aparatos reutilicen el aire de un mismo espacio, esto favorezca la recirculación de las partículas infecciosas en espacios públicos

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, el virus que causa la COVID-19, se transmite por las gotículas que expulsa una persona infectada al toser, estornudar, hablar, etc. Las más pequeñas, las que forman aerosoles, podrían permanecer «flotando» en el aire, aunque todavía no hay evidencias suficientes que lo garanticen ni consenso científico al respecto.

La posición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según se muestra en esta nota de prensa del 29 de marzo, es que no hay pruebas de que el contagio de COVID-19 pueda ocurrir por estas microgotículas. 

Sin embargo, algunos estudios sugieren que el virus sí puede estar presente en los aerosoles. Es el caso de este publicado el 3 de abril en la revista Nature Medicine.

¿Aumenta el riesgo de contagio por el aire acondicionado?

Si el virus puede permanecer suspendido en el aire en las gotículas más pequeñas, entonces sí podría llegar a más gente al recibir una corriente de aire procedente de un aparato de aire acondicionado (que lo desplazaría a una distancia mayor o haría que llegase antes a las superficies) o si el aire se reutiliza, haciendo que estas pequeñas gotas volvieran a circular.

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria  y la Sociedad Española de Sanidad Ambiental  explican a través de este documento que existen dos tipos de aire acondicionado: los que simplemente modifican la temperatura, y las instalaciones que también permiten renovar el aire y regular otros aspectos.

Teniendo en cuenta el contexto actual en relación al coronavirus, la OCU recomienda que esta recirculación de aire no se realice y que todo el aire que circula en los edificios proceda del exterior.nPor otro lado, el sistema que solemos utilizar en casa son dispositivos Split o Multi-split, para los que no es necesaria la entrada de aire desde el exterior o la recirculación de este.

Texto original maldita.es -Contenido bajo licencia Creative Commons BY-SA

In this article