Condenada a 22 años por planificar el asesinato de su novio y convencer a su amante de que era «necesario» hacerlo

El autor confeso del crimen de Iván Castro también ha sido condenado, a 12 años de prisión

La Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado a 22 años de cárcel a la novia de Iván Castro, por haber planificado su asesinato con la ayuda de su presunto amante, a quien el tribunal ha impuesto una pena de doce años y dos meses de prisión como autor confeso de un crimen que tuvo lugar hace cuatro años en un garaje de la localidad asturiana de La Felguera.

El presidente del tribunal del jurado de la Sección Segunda ha impuesto una pena más elevada a la novia de la víctima, de 31 años, a la que aplica la agravante de parentesco, al considerar que fue ella quien planificó el asesinato, quien hizo ver a su presunto amante que la muerte de Iván Castro era “necesaria” y quien le convenció para participar en la preparación del crimen, según 20 Minutos.

La Audiencia declara probado que Marta R.N. convivía desde hacía diez años con Iván Castro, en La Felguera, y en el verano 2017, de manera progresiva y tras ganarse la confianza del otro condenado, Nelson D.A., con quien mantenía una relación sentimental paralela, le transmitió “la necesidad” de acabar con la vida de su novio. Ambos planificaron el asesinato y para llevarlo a cabo estudiaron los hábitos y rutinas de la víctima, que apenas salía de casa debido a una enfermedad.

El 12 de noviembre de 2017, Marta R.N. se desplazó con Nelson D.A. a La Felguera para conocer el lugar y las posibilidades de llevar a cabo su plan y le facilitó los datos de su vehículo, su garaje, el lugar donde aparcaba, así como los días y horas en los que salía a la calle.

El 6 de diciembre de 2017, tras recibir una llamada de la acusada, Nelson D.A. se desplazó desde Morcín a La Felguera, se apostó en las cercanías del garaje donde la víctima guardaba su vehículo y esperó su llegada, pero el plan falló porque el joven no apareció.

Tras ese primer intento fallido, los acusados lo intentaron al día siguiente y tras una llamada de Marta R.N., su amante se desplazó a La Felguera, y cuando la víctima llegó al garaje, entró detrás de él, y le distrajo diciendo que le había dado un golpe a su coche unos días antes. En el momento en que Iván Castro se agachó a comprobar los posibles daños en el vehículo, el condenado sacó una pistola del calibre 9 milímetros y le disparó tres veces a corta distancia.

Tres disparos

La víctima falleció de forma inmediata en un ataque “sorpresivo e inesperado”, según resalta el fallo, sin que pudiera preverlo ni adoptar precaución ni defensa alguna. Nelson D.A. padecía un trastorno obsesivo compulsivo y de adicción hacia Marta R. N., combinado con un perfil de rasgos de personalidad dependiente, lo que, sumado a lo que le contaba Marta R.N. mermó sus facultades volitivas y su percepción de la realidad, circunstancias que la Audiencia ha apreciado para aplicar la eximente incompleta de trastorno mental transitorio.

El acusado ha sido condenado a indemnizar a la madre y al hermano mellizo de Iván Castro con 100.000 y 40.000 euros respectivamente, tras tener en cuenta el tribunal la atenuante de reparación del daño el hecho de que previamente a la celebración del juicio pusiera sus bienes a disposición de la familia.

El jurado dio mayor credibilidad a la versión del acusado que en todo momento culpó a su amante de planificar la muerte de su novio y descartó la de la acusada quien aseguraba que sólo era encubridora, en un veredicto que, según subraya la Audiencia, es la “consecuencia inevitable de un impecable razonamiento lógico”. La sentencia no es firme y contra la misma cabe interponer un recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

In this article