China empieza a realizar pruebas anales para detectar la Covid y defiende que son más eficaces que las nasales

Las autoridades sanitarias chinas han comenzado a utilizar pruebas anales para detectar el contagio por Covid-19. Una medida que ha generado importantes reacciones ante un tratamiento considerado eficaz pero invasivo, informa el diario argentino Infobae.

La emisora CCTV informaba de que la semana pasada trabajadores sanitarios realizaron hisopados anales a los residentes de los barrios con casos confirmados de coronavirus en Beijing. Al igual que también se ha sometido a esta prueba a las personas que permanecen en instalaciones de cuarentena.

Los pequeños brotes localizados de las últimas semanas han hecho que varias ciudades del norte de China queden aisladas del resto del país y han dado lugar a campañas de pruebas masivas, que hasta ahora se han realizado principalmente con hisopos de garganta y nariz.

Sin embargo, el método de la prueba anal “puede aumentar la tasa de detección de personas infectadas”, ya que los rastros del virus permanecen más tiempo en el ano que en las vías respiratorias, informaba Li Tongzeng, médico jefe del Hospital You’an de Beijing.

Los usuarios de la popular plataforma china de medios sociales, Weibo, reaccionaron al método con una mezcla de alegría y horror. “Qué suerte haber vuelto antes a China”, escribió un usuario. “Poco daño, pero extrema humillación”, dijo otro, utilizando un emoticono risueño.

Otros internautas que se han sometido a la intervención se sumaron al humor negro. “He tenido dos hisopados anales, cada vez que hice uno tuve que hacer un hisopado de garganta después. Tenía tanto miedo de que la enfermera se olvidara de usar un nuevo hisopo”, bromeó un usuario de Weibo.

Ahora bien, la CCTV anunciaba el pasado domingo que los hisopos anales no se usarán tanto como otros métodos, ya que la técnica “no es conveniente”.

In this article