Cataluña vuelve a decretar el cierre de todos los municipios a partir del jueves 7 de enero

Volverán a cerrarse los centros comerciales y solo podrán permanecer abiertas en los próximos 10 días las tiendas de menos de 400 metros cuadrados y las consideradas como esenciales (de alimentación y farmacias).

Cataluña endurece las restricciones para contener el avance del coronavirus en la comunidad durante las fiestas navideñas. La consellera de Salut, Alba Vergés, ha anunciado este lunes en una rueda de prensa que, desde el jueves 7 de enero y durante los próximos 10 días, Cataluña decretará un cierre perimetral municipal todos los días de la semana. Este confinamiento no permitirá desplazarse a las segundas residencias y restringirá las visitas familiares únicamente para su cuidado y atención, informa 20 Minutos.

Desde Salut e Interior se ha optado por poner en marcha una nueva medida restrictiva «de mucho impacto y corta en el tiempo», ha explicado Josep Maria Argimon, secretario de Salut Pública, con la posibilidad abierta de que vuelva a tener que implantarse pasados estos 10 días, es decir, más allá del día 17 de enero. «Queremos frenar las cifras, no reducirlas. Nosotros no somos ni Alemania, ni Francia ni Holanda. Que nadie se engañe: vamos a frenar el crecimiento», ha indicado Argimon.

En estos momentos, el cierre es perimetral a nivel comarcal en Cataluña, a excepción de los movimientos de fuerza mayor y, excepcionalmente, de las visitas a familiares, y con las reuniones limitadas a seis personas (menos el próximo miércoles, día de Reyes, con un máximo de 10 personas de un máximo de dos burbujas de convivencia). Sigue vigente el toque de queda desde las 22 horas a las seis de la mañana de lunes a domingo.

Solo abiertas las tiendas de menos de 400 metros cuadrados

Dentro de este nuevo recorte de la movilidad, la consellera Vergés también ha anunciado que volverán a cerrarse los centros comerciales y que solo podrán permanecer abiertas, en los próximos 10 días, las tiendas de menos de 400 metros cuadrados y las esenciales (de alimentación y farmacias). La actividad física solo se permitirá al aire libre, por lo que los gimnasios volverán a tener que cerrar. El deporte federado solo estará permitido en espacios abiertos.

Además, se obligará al cierre comercial en fin de semana, excepto en el caso de los establecimientos esenciales.

La situación epidemiológica en Cataluña, con una media de 2.500 nuevos casos diarios de COVID, y casi 17.000 nuevos contagios semanales, «requiere reducir aún más la interacción social porque el virus no nos da tregua», ha remarcado Vergés. Por ello, la prioridad es ahora «frenar la tendencia aún al alza de las cifras», lo que obliga a «un nuevo parón social de 10 días». La incidencia acumulada en los últimos 14 días es superior a 400.

«Hemos incrementado un 27 % el número de personas ingresadas en el hospital en los últimos 15 días. En las UCI el incremento es del 20% en las últimas dos semanas, y en los últimos 7 días es del 16 %», ha destacado Argimon. Los datos están creciendo de manera sostenida desde el pasado puente del 6 y el 8 de diciembre, ha indicado.

Este nuevo recorte en «el ritmo de país» no afectará por el momento a la reapertura de los colegios tras las fiestas de Navidad, que se mantiene fijada en el próximo lunes 11 de enero. Sí que influirá en las actividades extra escolares, que quedarán suspendidas, a excepción de las que se realicen dentro del mismo grupo de convivencia estable del colegio.

Sin cambios en hostelería y cultura

Tampoco se limitará más la actividad ya recortada en bares y restaurantes y en el sector del ocio y la cultura. Este último seguirá con un aforo limitado al 50% que no supere las 1.000 personas en cines, museos, teatros, auditorios o salas de exposiciones.

Desde el pasado 21 de diciembre, la restauración solo abre para servir desayunos y comidas entre las 07.30 y las 09.30 horas y entre las 13 y las 15.30 horas. En el turno de cenas solo se puede ofrecer servicio de recogida en el local, entre las 19 y las 22 horas, y en el domicilio hasta las 23 horas.

El conseller de Interior, Miquel Sàmper, presente en la comparecencia, ha avanzado que el Govern está preparando un paquete de ayudas destinadas a los sectores que verán reducida o detenida su actividad a causa de las nuevas restricciones, que se podrían detallar en las próximas horas o días.

Inmunidad de grupo, a finales de 2021

La campaña de vacunación contra la COVID desplegada en Cataluña, que de momento ha llegado a 8.293 personas en la primera semana, se intensificará con la vacunación, a partir de ahora, de los profesionales sanitarios en paralelo a la que está ya en marcha entre los internos en residencias de mayores y trabajadores. Argimon ha calculado que la comunidad alcanzará la inmunidad de grupo a finales de este año 2021.

La mayoría de los 500 profesionales sanitarios que participan en la campaña de vacunación de la COVID-19 han doblado su turno. «No lo podemos fiar todo a ellos», ha avisado el secretario de Salut Pública catalán.

«Esto es una maratón, es una carrera de fondo y no de 100 metros», ha dicho Argimon, que ha sido crítico con la polémica «sin demasiado sentido» generada alrededor del bajo ritmo de la estrategia de vacunación implantada desde Salut.

En esta primera etapa de 12 semanas de duración, de enero a marzo, está previsto administrar 740.000 dosis de la vacuna contra la COVID entre residentes en geriátricos, profesionales de estos centros y sanitarios y personas con grandes discapacidades. Se quiere agilizar desde este mismo lunes el ritmo de vacunación para alcanzar la inmunización contra el coronavirus de unas 30.000 personas cada siete días, vacunando también en festivos, incluidos el día de Reyes y los domingos.

El pasado sábado llegaron a Cataluña las 250 neveras especiales que Salut ha adquirido para transportar la vacuna de Pfizer y BioNTech a los lugares donde se administre. Durante la primera semana de vacunación, Salut solo ha contado con 15 de estas neveras,

 

 

 

 

In this article