Cae una banda por hacer más de 80 estafas por internet con material contra el Covid-19

La Guardia Civil y la Policía Nacional detienen a 8 personas por ofertar mascarillas o test que nunca llegaban, informa el Diario El Mundo.

Hay quien se dedica a usar las emergencias sanitarias y el miedo de la gente para sacar un beneficio propio. La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado una banda dedicada a estafar por internet ofertando productos sanitarios, como mascarillas y pruebas diagnósticas de coronavirus, que luego no llegaban. También simulaban que vendían otros productos como patinetes eléctricos. Los agentes han detenido 8 personas en Barcelona y están acusados de presuntamente cometer estafas a 84 personas con una cantidad total de 175.000 euros defraudados.

Según los agentes, los sospechosos ponían anuncios en páginas web, para lo que usaban «una potente infraestructura y se valían de amplios conocimientos informáticos», para atraer a las víctimas interesadas en los productos. En la página se ofrecía pagar con tarjeta bancaria o por transferencia y, una vez hecho el ingreso, el envío del producto «en un alto porcentaje de casos» nunca se hacía, indica la policía, excusándose en los periodos de envío.

La red adaptó el tipo de producto que ofertaba a la actual circunstancia de alerta sanitaria, ya que entre sus productos se encontraba todo tipo de material sanitario, en especial mascarillas, equipos de protección individual y test de detección del Covid-19, con gran demanda en la actualidad y que les permitía captar a un gran número de víctimas.

También publicitaban la «compra con reserva», que supuestamente podía implicar un ahorro del 60% al comprar con anticipación y, cuando los clientes reclamaban el producto, alegaban problemas logísticos o con los proveedores. Pese a esto, cuando sabían que la víctima había denunciado el caso ante la policía, les contactaban para devolverles el dinero, de manera que, al declarar ante el juez, mostraban los justificantes de la devolución, «provocando de esta manera el sobreseimiento de las actuaciones».

La investigación se inició al detectar numerosas denuncias por toda España de estafas en la venta de diversos productos en conocidos portales de internet, ante lo que se creó un equipo conjunto de investigación entre los dos cuerpos. Además, señalan que las pesquisas se vieron obstaculizadas por la utilización de intermediarios a modo de testaferros en su entramado mercantil y de diseño de páginas webs.

El juez instructor ha acordado bloquear seis cuentas bancarias vinculadas al cobro de estos productos, entre ellas la del principal investigado, que contenía 50.000 euros.

 

 

 

In this article