Arquitectos advierten sobre el peligro de instalar piscinas en terrazas o balcones

Un metro de estas piscinas con un cuarto de agua supone una tonelada de peso

Con el confinamiento se han disparado la venta de piscinas hinchables y desmontables para instalarlas en terrazas, balcones o azoteas.

Es por ello que numerosos arquitectos advierten que las estructuras de los balcones y terrazas de muchos edificios no están construidas para soportar una sobrecarga mayor de la prevista, y que en casos extremos podría producirse un derrumbe.

El arquitecto Gumersindo Fernández de Cádiz avisa que «las terrazas no están preparadas para soportar el peso de una piscina portátil».

Asegura que las estructuras están preparadas para aguantar de 100 kilogramos por metro cuadrado a 200, en el mejor de los casos.

El experto ofrece datos. Una cuarta de agua en una piscina de un metro por un metro supone una tonelada de peso. La colocación de estas piscinas «es sobrecargar la estructura y es una barbaridad», recalca.

Concluye que no es aconsejable colocar una piscina en la terraza porque se pone en peligro la vida de los niños que la estén usando y la de los vecinos.

Fotografía: Imagen de archivo.

In this article