Alertan de una nueva estafa ‘phishing’ que suplanta a Correos solicitando un pago por la entrega del paquete

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) ha publicado un aviso alertando de una campaña de envío de correos electrónicos fraudulentos que buscan suplantar la identidad del servicio de Correos.

El correo electrónico fraudulento se envía desde una cuenta de correo electrónico que no pertenece al servicio legítimo de Correos y se envía bajo el asunto  “nuevo paquete !”, aunque no se descarta que puedan estar distribuyéndose mediante otros correos con asuntos similares o incluso diferentes.

La estafa funciona de la siguiente manera: un correo malicioso avisa al usuario de que un paquete está esperando ser entregado y debe confirmar un pago de 1,99€ para poder recibirlo.

Las principales características de este fraude conocido como phishing son:

  • El correo electrónico desde el que se envían los correos no es un domino que pertenezca al servicio de Correos, aunque si se identifica como Online Correos y usa su logotipo.
  • En líneas generales la redacción del mensaje es correcta aunque se detectan algunas palabras sin tildes y mal escritas. Es habitual encontrar faltas de ortografía y/o redacciones poco cuidadas debidas, en gran parte, al uso de traductores automáticos.
  • El pago que se solicita es mínimo (1,99€), hecho que posiblemente haga que más víctimas caigan en el engaño al no suponer un gran coste económico para el usuario.

Imagen correo falso

Al pulsar sobre el botón “Hega clic aqui”, el usuario es redirigido a una página que imita a la legítima donde se indica al usuario la cantidad que debe pagar: 1,16€. Llama la atención que la cantidad solicitada es distinta a la que se indicaba en el mensaje del correo electrónico: 1.99€.

imagen solicitud pago

Tras pulsar el botón de “PAGAR Y CONTINUAR”, se redirige al usuario a una página que contiene un formulario donde se solicitan los datos de la tarjeta bancaria: número de la tarjeta, caducidad, código de seguridad y PIN del cajero.

 

Imagen datos tarjeta

Tras pulsar en el botón “Pagar”, el usuario es redirigido a una web con un formulario donde se solicita un código que supuestamente nos debería llegar por SMS, aunque en ningún momento nos han solicitado un número de teléfono. Esta estrategia se utiliza para dotar de mayor credibilidad al proceso de pago y, aunque el SMS nunca se recibirá, los ciberdelincuentes ya han cumplido su objetivo, que es hacerse con nuestros datos de la tarjeta bancaria.

Imagen codigo sms

Si introducimos varias cifras al azar y pulsamos en validar, nos aparecerá un mensaje en el que nos indica que la operación está completada y que recibiremos una dirección del punto de recogida en las próximas 24 horas.

Imagen aprobación

In this article