Alertan a miles de usuarios que compraron decos pirata con IPTV y Kodi

Kodi lleva años siendo la app elegida por la gran mayoría de usuarios que consumen contenidos a través de IPTV pirata. La app permite añadir repositorios y descargar add-ons que vienen con contenido multimedia pirata, o incluso otros que permiten añadir enlaces personalizados. Ahora, un vendedor de este tipo de dispositivos ha sido detenido, y los usuarios que le compraron están recibiendo alertas.

El vendedor de los decos es Paul Jaques, residente en Yorkshire del Oeste (Reino Unido). Entre 2015 y 2019, este vendedor generó más de 200.000 libras por la venta de decos precargados con enlaces que venía en su web y en tiendas como eBay. Esos enlaces incluían contenido IPTV a deportes, películas y televisión.

2.500 decos vendidos y 200.000 libras de ingresos

En total, Jaques vendió al menos 2.500 decos, y por ello ha sido condenado a dos años de cárcel. Si echamos cuentas, vemos que Jaques se embolsó unas 80 libras por deco, aunque puede que también ganase dinero posteriormente a cambio de que los usuarios pudieran contratar suscripciones anuales o durante periodos más pequeños. Los enlaces han dejado de estar operativos, y en su lugar ahora aparece un mensaje alertando a los usuarios de que el servicio está cerrado y de lo mala que es la piratería.

Este tipo de actividad lleva años siendo perseguida por las autoridades, sobre todo teniendo en cuenta lo que ha aumentado la piratería de contenido a través de IPTV. Este medio es actualmente el más utilizado para consumir contenido en directo de manera ilegal, como es el caso de los eventos deportivos. Por ello, las autoridades han dejado un poco de lado el P2P y han focalizado sus esfuerzos en acabar con el IPTV.

Vendía los decos en Facebook y en su página personal

La mayoría de ventas de este tipo de productos se realiza a través de portales como el Marketplace de Facebook, ya que en eBay, Amazon y AliExpress está prohibido vender dispositivos Kodi precargados con enlaces. Por ello, los vendedores suelen publicitar ahí sus dispositivos, además de las páginas web donde también los venden de manera directa, y desde donde pueden contratarse más servicios.

Desde la policía afirman que quieren que este caso sea un ejemplo para aquellos que busquen lucrarse de la venta de este tipo de dispositivos o simplemente de los enlaces. El pasado mes de junio, otro vendedor de IPTV fue condenado a 24 meses de cárcel por ofrecer acceso a este tipo de enlaces a través de su página de Facebook. Otro vendedor también fue condenado a 12 meses por vender IPTV pirata.

In this article