Agentes de la Policía de EE.UU. matan a un hombre afroamericano disparándole 20 veces

Los policías no tenían requerido llevar cámara de seguridad en su uniforme, por lo que no hay vídeo ni imágenes de lo sucedido.

Agentes de policía de Los Angeles (Estados Unidos) han disparado hasta la muerte a Dijon Kizzee, un hombre afroamericano de 29 años que circulaba en bicicleta por el barrio. Al parecer, huyó cuando se le dio el alto y dejó caer un fardo de ropa que dentro tenía un arma semiautomática, hecho que precedió a que la policía le disparase a una ráfaga de 20 tiros en la espalda causándole la muerte.

Según informa 20 minutos, los agentes llevaban unas horas patrullando la zona y decidieron dar el alto a Kizzee, que circulaba en bicicleta. Cuando lo hicieron, el hombre abandonó su vehículo y se dio a la fuga, desencadenando una persecución por varias manzanas.

Fuentes policiales aseguran que Kizzee propinó un puñetazo a un agente y que luego dejó caer un fardo de ropa donde había envuelta un arma, razón por la que los agentes explican los supuestamente 20 disparos que propinaron al hombre en la espalda hasta matarlo.

Ben Crump, un abogado conocido por defender derechos civiles en materia de muertes de personas negras a manos de la policía, escribió en su cuenta de Twitter que los agentes le dieron el alto por «violación del código de vehículos» y que tras dispararle «más de 20 veces» no lo recogieron, sino que «lo dejaron horas» tirado.

Crump añade en un tweet posterior que los agentes no tenían requerido llevar cámara de seguridad en su uniforme, por lo que no hay vídeo ni imágenes de lo sucedido. La autopsia estaba prevista para realizarse ayer martes.

In this article