ADEPAP alerta de la posible llegada a España del mosquito japonés, transmisor de virus

El Aedes japonicus, más conocido como «mosquito japonés» nueva especie invasora de mosquito proveniente de Japón, Corea, el sur de China y Rusia, fue detectado el año pasado en España y ya se ha estabilizado en amplias zonas como Asturias, Cantabria y «no se descarta que lo haga hacia Galicia y otros territorios de la península», se advierte desde ADEPAP.

En las últimas décadas se ha ido expandiendo sobre todo por el comercio de neumáticos usados ​​y es un excelente vector de virus infecciosos como el Dengue, el Chikungunya y, especialmente, el virus del Nilo Occidental.

Este nuevo mosquito invasor resiste mejor los climas fríos que el conocido mosquito tigre y prefiere zonas rurales, especialmente con ganadería y con vegetación abundante. De hecho, puede continuar latente durante el invierno porque sus huevos resisten incluso la congelación.

El Aedes japonicus es de color marrón, un poco más grande que el mosquito tigre y tiene rayas doradas en el tórax (son blancas en el caso del mosquito tigre). «Por su rápida capacidad de expansión, este mosquito es muy difícil de erradicar y ha venido para quedarse», explica Quim Sendra, presidente de ADEPAP. «Si llega a Cataluña lo hará por el norte y en zonas de montaña, boscosas y donde la ganadería esté presente, ya que este insecto no se adapta a zonas geográficas con temperaturas que superen los 30ºC».

Como también ocurre con el mosquito común y el mosquito tigre, la hembra del Aedes japonicus pone sus larvas en pequeños charcos o lugares donde se pueda acumular agua. Por tanto, «como prevención contra todos los mosquitos, debemos tratar de evitar las acumulaciones de agua para impedir que se reproduzcan», aconseja Sendra.

In this article