Aclaran, no es cierto que un trabajador de Airbus tenga quedamaduras por gel hidroalcohólico

Sí es posible que el gel hidroalcoholico arda al entrar en contacto con una chispa de electricidad estática, pero no le ha pasado a un trabajador de Airbus.

Una infografía que, con el logotipo de la compañía Airbus, advierte sobre posibles quemaduras por uso del gel hidroalcohólico se está compartiendo en grupos de Whatsapp. En ella se afirma que un trabajador “tocó una superficie de metal donde una acumulación de electricidad estática creó una fuente de ignición y el desinfectante se incendió”.

El documento, con fecha 14 de mayo, afirma que el suceso tuvo lugar un día antes, en el área Airbus Helicopter Australia, y afirma que el individuo afectado consiguió apagar las llamas pero resultó herido con quemaduras de 1º y 2º grado.

Desde Airbus aseguran que no están distribuyendo esta infografía y que no ha sido elaborada por la compañía. 
Informan que no existen evidencias de que un trabajador de la compañía haya sufrido este tipo de heridas, ni se está informando a sus trabajadores de este peligro por vías oficiales. Sin embargo, puestos en contacto con el área de helicópteros de Australia, citada en el documento, afirman que sin poder demostrar la veracidad del suceso, podría haberse producido en una industria petroquímica con la que comparten hangares en Australia. De hecho, en el documento que circula también se cita como “lugar” una industria dedicada al petróleo y al gas con la que, según Airbus, comparten entre ellas información de prevención de riesgos laborales.

 

«Nada probable si te frotas las manos hasta que se evapore»
En cuanto a la posibilidad de que se produzca la combustión del gel hidroalcohólico en contacto con una chispa de electricidad estática, el catedrático de química inorgánica de la Universidad Complutense de Madrid, Reyes Jiménez Aparicio, afirma que “es posible. Estos geles están compuestos de etanol (un 60% de media) y glicerina, altamente inflamables. El etanol, por ejemplo, es el alcohol que se usa para hacer una fundición. Estos productos en contacto con una chispa de electricidad estática como la que podemos encontrarnos al tocar el metal de un coche, o incluso a otra persona, pueden arder. Con un problema adicional, la llama del alcohol es incolora y no nos damos cuenta que ha prendido hasta que nos quemamos”. Jiménez Aparicio, sin embargo, resta alarmismo a la situación: “No es nada probable que ocurra si te frotas las manos hasta que se evapore”.

El documento también recoge algunas recomendaciones que son de valor como que la técnica de higiene más recomendable es lavarse las manos durante 20 segundos con agua jabonosa caliente. O evitar cualquier superficie hasta que se haya evaporado, así como que la electricidad estática es más común en condiciones de frío y sequedad.

Precisamente, el Ministerio de Sanidad ha sacado este 27 de mayo una nota de prensa sobre el etiquetado e indicaciones de seguridad para el uso y conservación de geles y soluciones hidroalcohólicas. En él se recogen seis recomendaciones básicas para su uso:

1. Evita aplicar geles y soluciones hidroalcohólicas en zonas sensibles o dañadas de la piel y mucosas.

2. Mantén los geles y soluciones hidroalcohólicas siempre alejadas de focos de calor como pueden ser superficies calientes, exposición solar directa, llamas abiertas, chispas o cualquier fuente de ignición.

3. Evita fumar inmediatamente después de usar estos geles y soluciones o en lugares donde estén almacenados.

4. Almacénalos en un lugar bien ventilado y fresco, evitando espacios donde se produzcan cambios de temperatura importantes.

5. En caso de contacto con los ojos acláralos con abundante agua durante varios minutos. Si la irritación permanece, consulta con un médico.

6. En caso de ingestión, llama inmediatamente al Servicio de Información Toxicológica o acude a un médico de urgencia.

Por tanto, no es cierto que el documento que circula pertenezca a Airbus según ha afirmado la compañía, ni podemos demostrar que un trabajador de una industria petroquímica en Australia haya sufrido un accidente laboral relacionado con el uso de gel hidroalcohólico. Pero sí que es posible que se produzca una combustión si el gel entra en contacto con una chispa de electricidad estática, por lo que hay que dejarlo evaporar antes de tocar cualquier superficie.

 

In this article